lunes, 28 de julio de 2008

El arte es una de las expresiones más especiales del ser humano. Desde que los primeros habitantes forjaron su forma de vida y exploraron nuevos territorios, hemos sido testigos de la capacidad creadora y creativa del hombre. Diferentes muestras alrededor del mundo dan a conocer que el hombre siempre desea comunicar algo, y para ello existen muchas formas de hacerlo.

El arte implica la música, la danza, la pintura, escultura, etc. Todas aquellas expresiones que hacen voltear nuestra mirada y darnos cuenta que esa no es una creación cualquiera. Sino que sólo personas con un don especial realizaron eso, ya que no todos tenemos la habilidad de crear una pintura que se muestra en todos los museos o demostrar nuestra habilidad para la danza en una temporada de ballet clásico. Si bien es cierto que tenemos una noción de lo que significa el arte, vale aclarar que los estudiantes también deben crecer teniendo conocimiento de todas las expresiones que engloban a este término. Siempre se toma en cuenta a los cursos más mencionados como la Lengua o Matemáticas, pero muy pocos toman en cuenta un curso que permite formar la capacidad creativa de los niños.

No es posible enseñarte que seas un excelente pintor o el mejor músico de tu país, ya que en principio, las personas nacen con determinadas habilidades y si esas se refuerzan y practican, entonces, pueden mostrarlas a un cien por ciento. Lo que queremos es demostrar que con la enseñanza de las diferentes expresiones del arte (enseñanza teórica), uno puede lograr generar interés y curiosidad por la práctica.

Pero si a un niño ni siquiera le mencionan sobre estos temas, lógicamente no tendrá ni la más mínima noción de estos. No sólo debemos preocuparnos por el desarrollo intelectual de los niños, sino también por su desarrollo emocional y psicológico. Y en muchos casos, practicar alguna expresión del arte, permite que el niño pueda desarrollar en gran manera sus habilidades creativas y expresionistas.

Se ha demostrado científicamente que el estudio de las bellas artes, desde edad temprana, cultiva en el ser humano una sensibilidad que lo lleva ha desarrollar una ética muy sólida en su vida adulta.

No exagero cuando afirmo que si dentro de los planes de estudios, desde el preescolar hasta la universidad, se incorporan materias relacionadas a las bellas artes, formaremos personas con una sensibilidad que les permita elevar el espíritu, así como conocer su yo interno, fuera de dogmas y con un amplio criterio.

No olvidemos que las artes están vinculadas íntimamente a los sentidos y que estos nos nutren para una vida plena, es decir disfrutar de la existencia.

La música, por ejemplo, nos permite la concentración. A través de escuchar música nuestra mente navega y logramos profundizar en nuestra interioridad, también despierta el sentido del oído y esto nos hace más perceptivos; y cuando la escuchamos en forma melódica nuestro sentido del ritmo se agudiza. Las canciones nos permiten expresar sentimientos de una manera dulce o dolida pero rítmica y sensorial.

Daniel Barenboim, director de la Opera de Berlín y de la Orquesta Sinfónica de Chicago, de origen judío, cree que la música “no soluciona conflictos”, pero sí puede contribuir a crear escenarios de paz y convivencia entre pueblos que en teoría son enemigos y están enfrentados hace décadas.
Barenboim de 59 años y considerado uno de los músicos más talentosos del mundo, imparte desde hace cuatro años un taller: el West Eastern Divan, cuyo leitmotiv es fomentar mediante la música esta idea sencilla: “Los artistas y los músicos, no tenemos que esperar a que los políticos se pongan de acuerdo sobre algo que queremos ejercer ahora mismo; la paz.

En el Teatro de la Maestranza de Sevilla al presentar el resultado del taller, comento: “El concierto de hoy, es una gran ocasión para ejercer este derecho por muchas razones: hicimos un taller intenso y extenso en Andalucía, región que para muchos de estos jóvenes es parte de su historia, pues aquí han convivido durante siglos judíos, musulmanes y cristianos. El programa es un desafío a toda la política en Medio Oriente, ya que el concierto para tres pianos de Mozart, lo interpretaran, un israelí, un palestino y un sevillano de religión católica. Esto tiene un valor muy importante más allá del simple amor a la música y la cultura, que es razón de enorme alegría. La gente saldrá del teatro pensando dos cosas: queremos que haya paz, entendimiento y esto que pasa de ser la continuación de nuestra historia común”

La literatura desarrolla nuestro pensamiento, el lenguaje se vuelve amplio y florido, logramos transmitir nuestras ideas con suma claridad, ya que ha través de la lectura nuestro vocabulario se hace más extenso; además de permitirnos vivir grandes aventuras, conocer la historia universal, lograr parámetros con nuestra vida cotidiana mediante las moralejas que nos dejan las novelas de la literatura clásica.

Hay que leer por placer, no sólo para estudiar o ganar una calificación; el día que eso se entienda podremos ganar adeptos para hacer de ellos lectores de verdad, por gusto”.

El teatro y la danza hacen más ágil nuestro cuerpo, nos permiten la comprensión de los ritmos y nos llevan a la tan necesaria catarsis cuando el cuerpo se suelta libremente. Estas asignaturas están íntimamente ligadas al arte de la seducción así como a los ritos triviales, además nos permite desarrollar el equilibrio; de hecho, el ser humano se puso en dos patas cuando comenzó a bailar.

Las artes visuales y la arquitectura, nos refieren constantemente a nuestra historia. En términos modernos tiene mucho que ver con nuestro disco duro, pues está comprobado que sin referentes visuales perdemos la memoria; por ende, necesitamos contar nuestras experiencias en forma visual. Para muestra ahí están las cuevas de Altamira que nos narran la vida cotidiana de nuestros ancestros.

Una pintura, un edificio, un parque, una fotografía nos dan referencias de nuestro sentir y ser, además nos llevan a comprender a nuestros antepasados, son fiel testimonio de nuestra historia, sin la cual no nos podríamos reconocernos: quiénes somos y a dónde vamos. Sin las artes visuales no tendríamos identidad, ni reconoceríamos el lugar donde nacimos sin el referente visual, ya sea arquitectónico o plástico.

El arte es reflejo de emociones que rodean al genero humano, a través de la pintura, el ser humano expresa sus emociones y su estado de ánimo, por ejemplo, "El grito" de Edward Munch, refleja una niñez realmente atormentada por un padre tirano, se cuenta que Munch llegó a un extremo tal de demencia, que fustigaba sus lienzos con un làtigo, tal y como lo hacia su padre con él "para emparejarle el caracter". Franz Kafka en "La metamorfosis" reflejó tambièn un fuerte temor de un padre también tirano. En el teatro, baste ver "Los monólogos de la Vagina" donde se reflejan las situaciones diversas que la mujer ha padecido por siglos. Las artes son un reflejo de lo que ocurre a nuestro alrededor,por ejemplo la pintura o murales de Siqueiros era netamente política y luchaba por las clases sociales. Para que decir del gran Vincent Van Gogh, artista que en muy pocos años logró esa extensa obra, con una expresión inigualable de su vida atormentada por esa terrible esquizofrenia que padecía.
Los experimentos como el Big Brother que bien los describe George Orwel, en su novela 1984, y que utilizaron los nazis en la Segunda Guerra Mundial, y los chilenos durante la dictadura militar, por cierto con gran éxito, los cuales consistían en encerrar durante un período de tiempo a un grupo de personas en cuartos blancos y cerrados, sabiendo que eran observados constantemente a través de cámara. Con estas acciones lograban borrarles el disco duro; es decir, perdían la memoria.

Con la pintura y la arquitectura se desarrolla el sentido de la vista, pero más que ver es observar. No hay que olvidar que las artes al igual que la ciencia, se han desarrollado y están por así decirlo al día; y no casualmente son las asignaturas que han alimentado a las mayores mentes rebeldes, las que logran los cambios. Y cuando digo rebeldes, es con causa.
Para que el conocimiento de las bellas artes se imparta como una materia tan importante como las matemáticas;
Son los pedagogos y los maestros, los que tienen que tomar nuevamente las riendas de los planes de estudio, de la mano del sector más sensible de la sociedad que son los artistas e intelectuales, para salvar a estas nuevas generaciones que están aprobando la guerra y la deshumanización que, a su vez, dan paso a la corrupción, al individualismo extremo, al quítate tú pa ponerme yo.

Es importante aclarar que no pretendemos hacer artistas a todos los alumnos, unos serán apreciadores y otros ejecutantes, es decir no todos los melógamos saben tocar un instrumento, pero si aprecian la música, los coleccionistas de arte no saben pintar, pero conocen de pintura, no es necesario escribir un libro para gozar del placer de la lectura.


Me pregunto sobre nuestros jóvenes: si conocen los numerosos museos, galerías y salas de arte de nuestro país, en los que se exponen las diversas obras artísticas actuales y de todos los tiempos. Así como cuestionarlos sobre cada cuándo asisten a un concierto, a un ballet o a una obra de teatro y cuántos libros leen al año.

16 comentarios:

Marcelo dijo...

profesora soy un alumno, y me gustaron sus palabras le pido permiso para usarlas en paper y un debate

Marcelo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alba Aleriano dijo...

Me gustó mucho su blog. Yo soy maestra en Guadalajara Jalisco. Imparto la asignatura de español, la cual, está demasiado conectada con el arte.Caí por aquí porque pretendo hacer una tesis acerca de a la enseñanza de las Artes en la educación a nivel secundaria y su impacto en estudiantes de zonas marginadas, en donde se encuentra mucha violencia e insensibilidad. Confiemos en que el estudio del ARTE pueda cambiar la ideología de nuestro país.

Maria Brunereau dijo...

Que interesante articulo. Yo soy pintora y coincido fuertemente con sus conclusiones.
Un saludo,
Maria Brunereau

Anónimo dijo...

Estimada profesora, que comentarios tan acertados y verdaderos, soy también profesora de arte, y he tomado sus palabras para la elaboración de mi tesis, porque coincido totalmente con su saber. Le escribo desde Perú, y amo el arte en todas sus manifestaciones, la felicito porque cuando el mundo se de cuenta de la importancia del arte habrá personas mas sensibles ,talentosas, y felices por su don.

Zenaida De La Cruz

Anónimo dijo...

me gusto mucho su informacion gracias me dio una ide para hacer una investigacion

claudia cano dijo...

hola. soy de Colombia y estudiante del posgrado pedagógica infantil y soy maestra en artes plásticas.

quería saber cuales es el soporte científico del que usted habla cuando afirma: "El estudio de las bellas artes, desde edad temprana, cultiva en el ser humano una sensibilidad que lo lleva a desarrollar una ética muy solida en su vida adulta"

gracias.

Octavio dijo...

Hola Nancy. Me parece interesante su artículo. Yo soy artista plástico y estoy tratando de encontrar la manera adecuada de argumentar en favor de la educación artística ya que veo que hay mucha gente que considera el arte como mera decoración o pasatiempo, e increíblemente muchos profesores de ciencias tienen la misma actitud hacia las clases de arte. He visto cómo algunos colegas usan un lenguaje casi despectivo frente a la clase de arte generando la noción de que , en el fondo, arte es un pasatiempo sin mayor importancia. Quizás usted habrá visto cómo en algunos colegios la disciplina en la clase de matemática es diferente a la disciplina en la clase de arte: se espera que un alumno sea muy disciplinado en la clase de matemática aunque no sea su materia favorita, mientras que en la clase de arte los alumnos justifican su indisciplina diciendo que no tienen aptitudes artísticas.Esto es en mi opinión inculcado por una actitud ambigua hacia la materia por parte de gente adulta. Estoy seguro que no ocurre esto en todos lados igual, pero soy testigo del menosprecio de parte de mucha gente que se dedica a la ingeniería y a las ciencias. A pesar que en los países con mejor puntuación en niveles educativos el arte es una herramienta valiosísima mucha gente menosprecia el arte, y - lo que es peor- a veces uno no tiene los argumentos de peso que neutralicen esas nociones erradas.

Me interesó una parte de su artículo :

"Se ha demostrado científicamente que el estudio de las bellas artes, desde edad temprana, cultiva en el ser humano una sensibilidad que lo lleva ha desarrollar una ética muy sólida en su vida adulta."

Me gustaría, si es posible, que me dé algún alcance para hallar tal demostración científica y profundizar en ella.

Muy agradecido de antemano

Octavio Felipe
Lima - Perú

Centro de Formación Artística y Cultural UACh dijo...

Muchas gracias por la valiosa información!!!

Unknown dijo...

Me encanto,la verdad me ayudo bastante, gracias!!

Antonio Sanchez dijo...

Hola me parece muy interesante y tengo una duda como ayudan las bellas artes a el cambio y el desarrollo espero y me contestes

Antonio Sanchez dijo...

Hola me parece muy interesante y tengo una duda como ayudan las bellas artes a el cambio y el desarrollo espero y me contestes

Anónimo dijo...

Pendeja

Anónimo dijo...

Muy buen artículo ����

Verónica Miranda dijo...

Hola, me gustó mucho el artículo sobre todo la parte donde dice que el arte ayuda a mejorar, de alguna manera, la parte social y emocional, soy un prueba de ello, el arte (el teatro y la danza) " me salvaron" de caer en depresión al poder exponer de mil formas mi sentir, la literatura, desde niña, al tener los libros a mi alcance, me ayudaron a saber de muchos lugares y personas diferentes a mi. Estudié "educación artística", la mejor decisión que he tomado. Ahora preparo un proyecto y tu artículo me ha ayudado mucho para sustentarlo.

Unknown dijo...

Muy buena información mera verch, si me la facilitó xD